Don’t worry, be happy fue la primera canción a capella en alcanzar el número 1 en la Billboard top 100, puesto en el que se mantuvo durante dos semanas. En los grammy de 1989, la canción ganó los premios de canción del año, grabación del año y mejor interpretación masculina de pop. La expresión que da título al tema es una conocida cita del sabio indio Meher Baba, quien utilizaba a menudo esta expresión como un resumen de su filosofía de vida. La canción fue rápidamente aprehendida por la cultura norteaméricana por lo llamativo de las voces imitando instrumentos y su mensaje positivo, y aún hoy sigue siendo recordada en películas y series.

Artista: Bobby McFerrin
Tema: Don’t worry, be happy
Álbum: Simple pleasures
Año: 1988